www.guadapress.es
Castilla-La Mancha suspende por el coronavirus las clases desde este viernes y cierra los centros de mayores
Ampliar

Castilla-La Mancha suspende por el coronavirus las clases desde este viernes y cierra los centros de mayores

"Nos hemos visto sorprendidos" por la declaración de Sánchez, ha apuntado, y por consiguiente "no nos queda más opción que, siguiendo las recomendaciones del Gobierno de España y las instrucciones que plantea, suspender la actividad escolar"

jueves 12 de marzo de 2020, 20:20h
El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Page, ha asegurado este jueves que la región "respeta y acata" la recomendación del Gobierno de España del cierre de todos los centros educativos por la crisis del coronavirus y especificado que la región lo hará desde este viernes "sine die" y ha dicho que se ha enterado de la recomendación "por televisión".

En una rueda de prensa que ha ofrecido en la tarde de este jueves en la Consejería de Sanidad en Toledo, García-Page ha señalado que el Ejecutivo regional estaba esperando a una conversación con el Ministerio de Sanidad que estaba prevista para las 20:00 horas para adoptar más medidas, pero la decisión se ha precipitado a raíz de la rueda de prensa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Nos hemos visto sorprendidos" por la declaración de Sánchez, ha apuntado, y por consiguiente "no nos queda más opción que, siguiendo las recomendaciones del Gobierno de España y las instrucciones que plantea, suspender la actividad escolar".

Para ello, ha avanzado que acaba de firmar el decreto por el cual se suspende la actividad lectiva en toda la región a partir de este viernes, con la diferencia de que el profesorado acudirá un día para programar la actividad y después trabajará desde casa porque "no tiene sentido" que estén en los centros si los niños no están.

Esta suspensión de la actividad lectiva se hará "sine die", a la espera de las indicaciones del Gobierno central y de las autoridades sanitarias.

"Asumimos por completo la autoridad del Gobierno de España, hemos dicho por activa y por pasiva que vamos a tomar decisiones en función de lo que decida".

Previamente, en la mañana de este jueves, el Gobierno de Castilla-La Mancha acordaba una serie de medidas para hacer frente al coronavirus, centradas sobre todo en las personas mayores por ser población vulnerable al contagio, que pasan por el cierre de los centros de mayores durante un mes y la suspensión del deporte escolar.

Así lo daba a conocer el director general de Salud Pública, Juan José Camacho, en una comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del Comité Ejecutivo de Respuesta y Preparación frente al Coronavirus en la Consejería de Sanidad en Toledo presidida por el presidente regional, Emiliano García-Page.

Las medidas, que entrarán en vigor este jueves tras la publicación de la resolución acordada, conllevan además en primera instancia la suspensión de actos, eventos o celebraciones con una concentración de personas de colectivos vulnerables, la suspensión de las actividades de deporte escolar y otras actividades no lectivas.

Asimismo, la región cerrará por un plazo de un mes todos los centros de mayores, centros de día, servicios de promoción de la autonomía personal y otros de análoga naturaleza, así como suspenderá eventos culturales y deportivos bajo cubierta y con un aforo igual o superior a 1.000 personas y limitará el aforo a un tercio en gimnasios e instalaciones deportivas cubiertas.

Además, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego precisaba que "hoy por hoy" el Gobierno de Castilla-La Mancha no se planteaba la suspensión de la actividad educativa aunque no descartaba hacerlo, "pero siempre con el aval de las autoridades científicas y sanitarias", matizaba en su comparecencia, y como sí se ha acordado posteriormente a primera hora de la tarde de este jueves tras la recomendación del Gobierno central.

Lo que sí se ha comentado prohíbe la resolución de la Consejería de Sanidad en primera instancia es todos los viajes escolares programados al exterior o dentro de España, así como el programa de viajes escolares dentro de la comunidad autónoma y, por otro lado, las visitas a las residencias de mayores públicas y privadas.

No obstante, ha indicado que el Ejecutivo estaba "abierto a analizar caso a caso los centros escolares donde haya un caso, dos o tres de coronavirus", al tiempo que insistía en que "la experiencia nos ha demostrado que la prudencia ha comportado una eliminación por completo del riesgo, sin extremar, y que la prohibición no es a veces lo más preventivo".

García-Page, que pedía a la ciudadanía una "alerta serena" resaltaba el apoyo a los servicios epidemiológicos y al Servicio de Salud (Sescam), agradecía al PP y Ciudadanos (Cs) su colaboración e incidía en que este viernes serán informados en la reunión prevista.

De igual forma, avanzaba que el Gobierno regional ha convocado el lunes a todos los alcaldes de las cinco provincias en una reunión que se hará en cada provincia y en conexión tecnológica desde la Consejería de Sanidad para "compartir coordenadas de trabajo y establecer niveles de coordinación y solidaridad".

"Sería realmente importante que solo hubiera un interés sanitario, disciplina y lealtad por parte de toda la población y particularmente de los que tienen alguna responsabilidad pública", afirmaba en este sentido.

Lamentaba el jefe del Ejecutivo que "el 85 por ciento de toda la información que se está transmitiendo en redes sociales y a veces a través de malas decisiones es absolutamente falsa" y pedía a todas las instituciones municipales y provinciales que las decisiones que quieran plantear las consulten y cuenten con la previa autorización de la autoridad sanitaria.

En este punto, consideraba que "no se va a lavar las manos más un niño por estar en casa que por lo que están haciendo los docentes en los centros educativos" y que "tan de riesgo es que los niños jueguen en un parque como en un recreo".

"Hay que hablar claro a la gente, sobre todo a la que pretende tener 15 días de vacaciones", manifestaba.

En el plano económico, también advertía de que "las decisiones tienen que ser perimetradas" y que "no vale todo y mucho menos hacer negocio a cuenta del virus".

A este respecto, decía que el Ejecutivo castellano-manchego se someterá a lo que plantee el Gobierno de España en relación a temas fiscales o incentivos a empresas y, si llega a ser necesario, apostaba por ampliar los planes de empleo.

De hecho, aseguró que podrían poner en marcha planes de empleo "con cupos específicos para la gente que se haya visto afectada laboral y económicamente" por el coronavirus.

"Me voy a saltar por completo las cifras de déficit en todo lo que signifique incremento de medidas sanitarias o políticas activas de empleo", subrayaba.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios