www.guadapress.es
El obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, don Atilano Rodríguez, asume las directrices marcadas desde la Conferencia Episcopal Española por el coronavirus
Ampliar

El obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, don Atilano Rodríguez, asume las directrices marcadas desde la Conferencia Episcopal Española por el coronavirus

martes 10 de marzo de 2020, 18:37h

El obispo de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Don Atilano Rodríguez, asume las directrices marcadas desde la Conferencia Episcopal Española (CEE) por el asunto del coronavirus, que ha emitido este comunicado de prensa (en cursiva):

Madrid, 6 de marzo de 2020. En relación a la situación señalada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, vinculado a la expansión del coronavirus en España, el Secretario general de la Conferencia Episcopal Española ha realizado esta mañana algunas indicaciones sobre esta cuestión, que son pautas compartidas por numerosas diócesis y por la Iglesia en España:

- Conveniencia de retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción.

- Posibilidad de ofrecer en la celebración de la eucaristía otro gesto de paz distinto al habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos.

- Que las personas que distribuyen la comunión durante la de la eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento.

- Que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación o la reverencia, evitando el contacto físico con ellas, y facilitando una mayor rapidez que evite aglomeraciones.

Además de estas, más generales, en algunas diócesis, templos, cofradías o parroquias podrían añadirse otras más específicas, atendiendo a las costumbres propias de esos lugares.

El propio Don Atilano, así como otros representantes de nuestra Diócesis, ruegan rezar por la salud de los enfermos, esperando una pronta recuperación de los mismos. Asimismo, el obispo nos recuerda que el gesto litúrgico de la paz, si se ve conveniente, es suprimible en la celebración de la eucaristía y que se debe invitar a los fieles a recibir, por prevención, la comunión en la mano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios