www.guadapress.es

Enfado monumental de los agricultores de la provincia de Guadalajara que exigen medidas urgentes y multas

Enfado monumental de los agricultores de la provincia de Guadalajara que exigen medidas urgentes y multas
Ampliar

"Está empezando a haber exceso de corzos en la provincia", ha señalado el secretario general de APAG-Asaja Guadalajara

martes 01 de agosto de 2017, 08:28h
El secretario general de APAG-Asaja Guadalajara, Antonio Torres, ha alertado de los daños que está causando el corzo a las cosechas de girasol de la provincia con explotaciones afectadas hasta el 60 % y pide a la Administración autonómica que multe a los cotos que no controlen la población.

A preguntas de los medios, Torres ha afirmado: "Tenemos problemas con los corzos, los jabalíes, los ciervos, sobre todo con el corzo, que hay mucho en la provincia y está haciendo muchísimo daño en el girasol".

Torres ha añadido: "El corzo es un animal que se come la parte de arriba del girasol, florea, como nosotros lo llamamos, con lo cual esa planta la deja sin producción".

Está empezando a haber exceso de corzos en la provincia", ha señalado el secretario general de APAG-Asaja Guadalajara, que ha añadido que muchos agricultores están alertando de los daños que están ocasionando a las cosechas.

"El corzo destroza la planta y la parcela", ha advertido Torres, que ha abogado por que la Junta de Comunidades multe a los titulares de los cotos que no controlan la sobrepoblación de sus cotos, en los que no son cazados "porque no tienen trofeo" ha aseverado el responsable de APAG-Asaja Guadalajara.

"La Administración ha dado permiso para matar corzos pero si los titulares no lo hacen, pues sigue el problema", ha comentado Torres, que ha recordado que hay otras comunidades autónomas que están exigiendo el cumplimiento de las densidades ideales de animales en los cotos, como la Comunidad Valenciana, donde "incluso les multan".

En cuanto a la cuantificación de los daños, Torres ha señalado que es difícil determinarlos porque hay parcelas que están afectadas en su totalidad, como una en Robledillo de Mohernado. Y es que, aunque el corzo no come gran cantidad "estropea la cosecha igualmente y se pierde" y además al año siguiente tiene más costes de labrado, ha puntualizado Torres.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+

0 comentarios