www.guadapress.es

De 100 a 1.500 euros por no recoger los excrementos de su perro

De 100 a 1.500 euros por no recoger los excrementos de su perro

Los 11.000 perros censados en Guadalajara general al día unos 3.300 kilos de residuos

viernes 20 de enero de 2017, 17:58h
El Ayuntamiento de Guadalajara ha presentado, junto a la U.T.E. Valoriza-GESUM, una nueva campaña para sensibilizar a los propietarios de perros sobre la necesidad de que recojan sus excrementos de la vía pública.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha señalado que la suciedad que presentan nuestras calles por la presencia de excrementos caninos que no son recogidos por sus propietarios, a pesar de ser su obligación, es uno de los asuntos que más quejas generan por parte de los vecinos. Asimismo ha enumerado algunos de los problemas que producen: suciedad de las calles y mala imagen de nuestra ciudad, entorpecimiento a las labores de limpieza y generación de malos olores. Además, podrían constituir un foco de infecciones.

“Es habitual ver cómo algunos parques y zonas infantiles están llenos de estos restos. Es lamentable, como digo, que los propietarios de algunos perros permitan a sus perros realizar sus necesidades en espacios en los que se concentran, principalmente, niños. Es un acto irresponsable e incívico que se debe mitigar”, ha señalado.

En la campaña se recuerda que los dueños de perros tienen una serie de deberes que vienen recogidos en la Ordenanza Municipal de Tenencia y Protección de Animales y en la Ordenanza Municipald de Limpieza Viaria, Estética e Higiene Urbana y, entre muchos otros, figura el deber de evitar que sus mascotas ensucien las vías y los espacios públicos. Esto supone que deben impedir que orinen y defequen en lugares destinados al tránsito de personas y, en aquellos casos en los que las deposiciones sean inevitables, los dueños o responsables deberán intentar que se realicen en los imbornales de la red de alcantarillado o en la calzada, junto al bordillo. En cualquier caso, después deberán recoger, eliminar y limpiar la vía.

El alcalde ha recordado que el incumplimiento de estas obligaciones conlleva sanciones para los infractores. Dependiendo de la gravedad de la misma y de su reiteración, pueden oscilar entre los 100 y los 1.500 euros. En 2016 se produjo un incremento del 80% con respecto a 2015, del número de sanciones por incumplimiento de la Ordenanza de Limpieza y de la Ordenanza de Tenencia de Animales.

El Ayuntamiento han intensificado los controles de este tipo de infracciones por parte de la Brigada de Medio Ambiente de la Policía Local, que pasa de componerse de un subinspector y dos agentes, a un subinspector y cuatro agentes, cuando se establecen campañas especiales.

En los últimos años, desde la concejalía de Limpieza, junto a la empresa concesionaria, se ha realizado un esfuerzo para evitar este problema. Se han creado varias zonas habilitadas para que los perros hagan sus necesidades, conocidas como pipicanes. Pero también en ellos, los dueños deben recoger las deposiciones y depositarlas en los correspondientes sanecanes que hay distribuidos por calles, parques y otras zonas verdes de la ciudad.

Además, existen cuatro áreas caninas, situadas en La Chopera, parque del Coquín, parque de Adoratrices y junto a la glorieta de Las Cañas (denuncias). “Son zonas que se han creado para dar respuesta a una demanda generalizada por parte de los propietarios y, aunque la mayoría cuidan de estos espacios y los mantienen limpios, algunos no lo hacen”, afirma Román.

A través de esta campaña, se realizan una serie de consejos:
  • No salir a la calle sin llevar bolsas para los excrementos caninos. El Ayuntamiento repone las bolsas de los expendedores que existen, pero se agotan rápidamente “debido a que muchas personas cogen todo el rollo de bolsas nada más instalarse”. Esto, no obstante, no puede constituir una excusa para los dueños, porque tienen la obligación de llevarlas siempre consigo.
  • Utilizar los sanecanes (papeleras para perros con expendedores de bolsas) existentes en la ciudad en lugares como el parque de Adoratrices, la Fuente de la Niña, San Roque, Juan Diges Antón, calle Atienza, Amistad, Barranco del Alamín, calle Alameda, calle Constitución, General Vives Camino, parque de Roncesvalles, parque junto a Eroski, parque Coquín, parque José de Creft y parque del Alamín.
  • En su defecto, depositar los restos en papeleras o contenedores de basura orgánica.

En definitiva, con esta campaña el Ayuntamiento de Guadalajara y la U.T.E. Valoriza – GESUM, persiguen mejorar la limpieza de las calles apelando a la concienciación de los dueños de los perros. “Pedimos la colaboración ciudadana para que podamos disfrutar de una ciudad limpia”, ha concluido.

Los más de 11.000 perros de Guadalajara generan al día unos 3.300 kilos de residuos.

En la presentación ha participado también la teniente de alcalde, Encarnación Jiménez, y el director de Valoriza, Antonio Gutiérrez.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios