www.guadapress.es

El Quabit Guadalajara se crece ante el Bada Huesca (32-23)

Foto: Rafael Martín (Nueva Alcarria)
Foto: Rafael Martín (Nueva Alcarria)

César Montes se ha mostrado muy satisfecho con la actuación de su equipo, que “se ha vaciado” en cada jugada. También ha agradecido la actitud de un público que ha demostrado que el Balonmano gusta, y mucho, a la ciudad de Guadalajara.

jueves 08 de diciembre de 2016, 09:59h
El Quabit Guadalajara se impuso con autoridad al Bada Huesca, que se enfrentó a una portería impenetrable, defendida con maestría por José Javier Hombrados. Los morados se crecieron ante su público, que disfrutó de un partido apoteósico, dominado por el Quabit de principio a fin.

Buena salida a pista de los morados, que hacía prever una buena tarde de balonmano para los de César Montes. Con las cosas claras y una seguridad envidiable en portería, con un José Javier Hombrados providencial, los alcarreños entraban en el partido con la concentración necesaria para hacerse con el encuentro.

En el minuto 17, Guadalajara gozaba de una ventaja de 5 goles (11-6), lo que llevó a Nolasco a pedir tiempo muerto, con la esperanza de frenar a la escuadra morada. La acción de equipo no solo no consiguió el objetivo buscado, sino que el Quabit se afianzaba en el contrataque y ganaba seguridad en portería. La certeza de Chema Márquez, el acierto de Padilla en el contrataque y la seguridad de Bozalongo, conducían a los alcarreños al descanso con 15-11 en el luminoso del David Santamaría, que vibraba entregado ante el despliegue de su equipo.

A la vuelta de vestuarios, los oscenses metieron la directa, poniendo en aprietos a los locales, que veían cómo el equipo contrario se acercaba peligrosamente en el marcador (minuto 7, 17-15). A partir de ese momento, Guadalajara cogió confianza, muy seguro en defensa y portería y acertado y rápido al contrataque. Los de Nolasco intentaban reconducir el encuentro con un tiempo muerto solicitado por su entrenador a diez minutos del toque de bocina. Los visitantes apostaban por un ataque con siete hombres, pero la suerte jugaba esta noche de cara del combinado alcarreño.

A siete minutos del final, la renta para los hombres de César Montes era ya de 5 goles, distancia insuficiente para el técnico, que solicitó un nuevo tiempo muerto, con el objetivo de templar los nervios de sus morados y administrar bien los últimos minutos del encuentro. Una afición entregada coreaba al unísono los goles de su equipo, materializados con certeza por sus jugadores. Al final, el Bada Huesca se borró del encuentro, permitiendo que el Quabit aumentara aún más su ventaja, hasta llegar al 32-23 final.

Tras el encuentro, el Quabit queda posicionado en una cómoda décima posición, con 12 puntos, que les permiten enfrentarse con mayor tranquilidad a Granollers, este sábado.

César Montes se ha mostrado muy satisfecho con la actuación de su equipo, que “se ha vaciado” en cada jugada. También ha agradecido la actitud de un público que ha demostrado que el Balonmano gusta, y mucho, a la ciudad de Guadalajara.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios