www.guadapress.es
Innovador sistema de purgación de equipos de seroterapia que evita la inframedicación intravenosa

Innovador sistema de purgación de equipos de seroterapia que evita la inframedicación intravenosa

domingo 18 de abril de 2021, 20:34h

Un grupo multidisciplinar formado por investigadores de la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT) de la UPC y de la Escuela Universitaria de Enfermería y Terapia Ocupacional de Terrassa (EUIT) han patentado un innovador sistema electromecánico que purga y limpia los tubos de los equipos de seroterapia.

Javier Álvarez y Javier Freire son profesores e investigadores de la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT) de la UPC. Adelina García es enfermera y profesora de la Escuela Universitaria de Enfermería y Terapia Ocupacional de Terrassa (EUIT). Daniel García Magariño se ha titulado recientemente como ingeniero en el grado de Ingeniería Electrónica de la UPC-ESEIAAT. Los cuatro han formado un equipo de trabajo que ha conseguido fabricar y patentar un innovador dispositivo electromecánico aplicado a un equipo de seroterapia intravenosa (en terminología sanitaria conocido como equipo de perfusión) que evita la inframedicación derivada del almacenaje y la retención del fármaco.

Según el exhaustivo estudio realizado por Adelina García en siete hospitales catalanes con 170 pacientes, a quienes se les administró paracetamol por vía intravenosa, se constató que, en todos los casos analizados, la perfusión se detenía y se consideraba como finalizada sin realizar purga de los medicamentos retenidos en los tubos del sistema. La media de fármaco retenido que no llega al paciente es de 12,65 cc, lo que representa el desperdicio de una de cada 8 dosis administradas.

Según Adelina García, que ha llevado a cabo la investigación en el marco de su tesis doctoral, “este hecho genera tres consecuencias. Por un lado, el paciente no recibe el total de la dosis prescrita y, por tanto, su respuesta terapéutica al medicamento no es la prevista. Por otro lado, el medicamento retenido se tira, con el consecuente impacto medioambiental. Y, finalmente, el coste del fármaco no administrado no es baladí, ya que ronda los 1,77 euros por dosis”. Adelina García ha comprobado, en su estudio, que casi el 40 % de los pacientes presentaban reapariciones del dolor o de fiebre al cabo de cuatro horas de la administración de la dosis de paracetamol por vía intravenosa.

Ahora, los investigadores de la UPC-ESEIAAT Javier Álvarez y Javier Freire, juntamente con Adelina García y con la participación de Daniel García Magariño, han desarrollado y patentado un ingenioso sistema electromecánico que purga de manera automática el equipo de seroterapia arrastrando el fármaco que queda retenido en el mismo. La clave de la innovación recae en la disposición de otra botella de suero fisiológico conectado en forma de Y al mismo tubo de administración del fármaco y en un sensor óptico instalado en el dispositivo de goteo. El sensor se activa en el momento en que ya no llega más medicamento y envía una señal a una electroválvula de dos vías. La electroválvula cierra el tubo por donde baja el medicamento y después abre paso al tubo conectado a la botella de suero fisiológico. De esta manera, el suero fisiológico purga durante unos segundos el medicamento que ha quedado retenido en el tubo y se acaba de administrar al paciente.

Según explica Javier Freire, “hay otros sistemas en el mercado para purgar equipos de perfusión, pero son manuales, lo que hace que haya riesgo de contaminación tanto del equipo como del medicamento. El sistema que hemos patentado es innovador, totalmente automático y evita el contacto del líquido con la válvula, evitando así que pueda contaminar el fármaco.”

Por su parte, Javier Álvarez concluye: “Teniendo en cuenta la tesis de Adelina García, si el coste de cada botella de suero fisiológico es de 0,59 euros, el hecho de aplicar nuestro sistema supondría un ahorro de 1,18 euros por dosis en el caso de un analgésico. Pero lo más importante es el aumento de la efectividad del tratamiento para el paciente y el hecho de evitar el enorme impacto ambiental que genera el desperdicio del medicamento retenido, el cual se tira a la basura.”

Además de este proyecto en el que han participado profesorado tanto de la ESEIAAT como de la EUIT, los equipos directivos de las dos escuelas han puesto en marcha una estrategia de colaboración para generar actividades docentes conjuntas en las que participarán estudiantes de ambos centros. Se prevé generar sinergias entre las necesidades del mundo sanitario y las soluciones tecnológicas que la ingeniería puede aportar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios