www.guadapress.es
La naturaleza forjó Sigüenza
Ampliar

La naturaleza forjó Sigüenza

El patrimonio primigenio de Sigüenza es su entorno natural. Parajes que influenciaron a los primeros moradores prehistóricos para establecerse en el Cerro del Mirón durante la Edad de Hierro.

viernes 03 de julio de 2020, 12:38h
Los mismos que más tarde ofrecieron a los pobladores arévacos alimento y refugio en el Cerro Villavieja, originando Segontia “la que domina el valle”; parajes que tras encarnizadas guerras celtíberas y bajo el dominio de Roma invitaron a sus habitantes a abandonar la protección del oppidum para asentarse en la fértil vega del río y crear, imitando a Roma, una ciudad rodeada por siete colinas*, todas superando los 1100 metros de altitud. Estos bellos paisajes, que enamoraron a musulmanes y cristianos, son el patrimonio natural que generación tras generación nos han conducido hasta la Sigüenza contemporánea.

Territorios que han contribuido de manera esencial a la historia de nuestra ciudad y sus pedanías. ¿Qué hubiera sido de nuestra comarca sin las aguas de los ríos Henares, Dulce y Salado?; ¿Sin las fuentes y manantiales que brotan de las entrañas de nuestra tierra?; ¿Cómo hubieran subsistido los distintos pobladores sin la fertilidad de sus vegas o sin los frescos pastos de sus montes y praderas?; ¿Qué suerte hubieran corrido nuestros antepasados sin la madera de sus bosques de encinas y robles para construir y calentar sus hogares, o más recientemente, sin la resina de su joven pinar?; ¿Y cómo se hubieran podido alzar los edificios más emblemáticos de nuestra ciudad sin la riqueza que produjeron las múltiples salinas que rodean Sigüenza?, o ¿Sin las areniscas del Anticlinal de Sigüenza?

Estos paisajes que nos rodean son los que hacen de Sigüenza y su comarca un lugar especialmente hermoso; entornos que enamoraron a escritores, pintores y naturalistas. Ecosistemas, que sedujeron a Félix Rodríguez de la Fuente para ser protagonistas de sus documentales, donde habitan muchas de las joyas de la flora y fauna de la Península Ibérica.

Son los paisajes de Sigüenza y su comarca, el tapiz sobre el cual resplandece su increíble belleza.
  • Ver Letras Vivas Seguntinas: Sigüenza, reserva para la observación del cielo y el horizonte de Javier Bussons.

Fco. Javier Munilla Ibáñez
Fotógrafo y naturalista
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+

0 comentarios