www.guadapress.es
Declaración del Comité Ejecutivo del PP de Guadalajara en relación con los recortes sin precedentes aplicados por el Gobierno de España y el silencio del Gobierno regional, ambos del PSOE
Ampliar

Declaración del Comité Ejecutivo del PP de Guadalajara en relación con los recortes sin precedentes aplicados por el Gobierno de España y el silencio del Gobierno regional, ambos del PSOE

miércoles 01 de julio de 2020, 13:26h
El medio rural habitado es necesario para un equilibrio territorial, social y ambiental. A pesar de ello, cada día se hace más difícil la vida en nuestros pueblos.

Durante las últimas semanas, y tras el fin del estado de alarma, hemos recibido con sorpresa la noticia de que las dos zonas con más problemas de despoblamiento de nuestra provincia, la Comarca de Molina y la Zona de Sigüenza, junto con otros municipios del mundo rural de la A-2 y del Valle del Henares, han visto drásticamente reducido un servicio público como es el transporte público de viajeros.

1.- En el primer caso, la línea afectada es la del servicio de autobuses Valencia- Teruel-Molina-Guadalajara-Madrid. Esta línea de autobuses disponía de 29 paradas en estaciones de nuestra provincia, fundamentalmente en la Comarca de Molina de Aragón y en el entorno de la A-2, y los viajeros contaban, hasta hace unos días, con un servicio diario de autobuses en distintos horarios y con una opción semidirecta Madrid-Teruel y con mayor frecuencia entre Madrid y El Pedregal. Desde hace unos días, la empresa encargada del servicio viene prestando únicamente dos viajes semanales de ida y vuelta en el trayecto Madrid-Teruel, uno los viernes y otro los domingos, lo que supone perder un servicio esencial y social. Tanto el Gobierno de España, por decisión, como el de Castilla-La Mancha, por silencio e inacción, han vuelto a dejar abandonados y olvidados a los municipios que contaban con este servicio básico y, lo que es más grave, a todos los vecinos que precisan de él para llevar a cabo sus necesidades más cotidianas.

Las paradas de nuestra provincia afectadas por este brutal recorte del servicio son: Guadalajara, Taracena, Valdenoches, Torija, Trijueque, Gajanejos, Ledanca, Almadrones, Mirabueno, Algora, Torremocha del Campo, Saúca, Alcolea del Pinar, Garbajosa, Aguilar de Anguita, Luzón, Maranchón, Mazarete,
Anquela del Ducado, Selas, Aragoncillo, Canales de Molina, Herrería, Rillo de Gallo, Molina de Aragón, Castellar de la Muela, Morenilla, El Pobo de Dueñas y El Pedregal.

Una vez publicados los nuevos horarios de la línea de autobús para transporte de viajeros de la línea que comunicaba Molina de Aragón con Zaragoza, nos encontramos con la sorpresa de que también han negado este medio de transporte a los vecinos de la zona, toda vez que se ha suprimido por completo.

Lo que ahora se hace es privar a todos los vecinos del entorno del único medio de transporte público con que cuentan para desplazarse a comprar, acudir a consultas médicas, realizar trámites burocráticos y un sinfín de cuestiones en otras localidades, entre ellas, la capital de nuestra provincia. Ahora la única alternativa es el transporte privado, que no todo el mundo se lo puede permitir.

2.- En el segundo, la del servicio de trenes de Media Distancia que afecta a la provincia de Guadalajara, especialmente a la Comarca de Sigüenza y al Valle del Henares. En el año 2003 se constituyó la Plataforma en Defensa del Ferrocarril Convencional de Guadalajara, plataforma que está compuesta por los Ayuntamientos, Fuerzas Políticas (Partidos), Sindicales, Ecologista y Sociales de Guadalajara y provincia que nace con la finalidad de defender el servicio de Trenes de Media Distancia y su importancia desde el punto de vista social.

En el año 2010 todas la fuerzas políticas y la Plataforma trasladaron al Gobierno de España la necesidad de declarar por razones de vertebración territorial y por razones sociales, la circulación del servicio de Trenes de Media Distancia en esta provincia y más allá, como servicio público garantizando así su mantenimiento.

Desde el PP de Guadalajara siempre hemos defendido y apoyado el servicio público de los Trenes de Media Distancia como vertebrador de nuestra provincia, así como el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales.

Sorpresivamente, y sin comunicar absolutamente nada a los ayuntamientos afectados, el pasado 22 de junio sale un nuevo horario de RENFE, referentes a los Trenes de Media Distancia de la zona del Alto Henares y continuando con lo que ya habían suspendido durante el estado de alarma, el Gobierno de España, también con el silencio cómplice del de Castilla-La Mancha, deciden suprimir dos trenes diarios (uno de ida y otro de vuelta), que recorrían la línea Madrid – Guadalajara – Sigüenza, haciendo parada en todas las estaciones de la comarca, a primera hora de la mañana y al final de la tarde, con el consiguiente perjuicio para todas las personas que tienen que desplazarse a trabajar, a consultas médicas, a realizar sus estudios o diversas gestiones administrativas y económicas. Estos municipios se han quedado, de la noche a la mañana, sin ningún medio de transporte público. Además, se ha suspendido un tren que llegaba a Sigüenza y retornaba los domingos al final de la tarde; y otro que salía de Sigüenza, recorriendo toda la línea hasta Madrid a mitad de tarde de los viernes.

Esta supresión afecta directamente a: Sigüenza, Baides, Matillas, Jadraque, Carrascosa de Henares, Espinosa de Henares, Humanes y Yunquera de Henares, además de los municipios cercanos a las mismas, que son bastantes.

Por encima de los partidos políticos y las ideologías, están los intereses y el futuro de nuestra provincia, de nuestros pueblos y de nuestros vecinos. El PP no se va a quedar de brazos cruzados ante tamaña injusticia y falta de sensibilidad. Esta no es manera de luchar contra la despoblación, es todo lo contrario que debe de hacerse para fijar población y crear empleo y futuro en los municipios y en el mundo rural.

Debemos tener en cuenta, como representantes políticos, que el transporte público es uno de los servicios básicos necesarios que permite fijar población y crear empleo, y que garantiza la igualdad entre personas, vivan donde vivan.

Hemos de recordar que el Gobierno constituyó el 25 de febrero de este año una Comisión Interministerial Delegada para el Reto Demográfico, y el Gobierno de Castilla-La Mancha firmó el 28 de febrero en Brihuega el Pacto contra la Despoblación en Castilla-La Mancha, entre cuyos acuerdos se afirmaba que la Estrategia que debía elaborarse tendría el objetivo de frenar la despoblación y favorecer dinámicas inversas de fijación de habitantes y captación de nuevos pobladores con voluntad de arraigo poniendo en marcha iniciativas, que, entre otras cuestiones, garanticen a la ciudadanía, no importa el lugar donde viva, el acceso a servicios básicos como el transporte.

Sin embargo, nuestra provincia vuelve a sufrir un notable agravio y un mazazo que dificulta mucho más el desarrollo de nuestros pueblos y la vida en ellos, esta vez recortando un servicio fundamental de transportes que vertebra dos de las zonas más castigada por la despoblación. No es cuestión de rentabilidad, sino de prestación de un servicio público social fundamental que debe recuperarse de inmediato.

Por eso decimos ¡basta! contra el menosprecio hacia el medio rural y sus vecinos, exigiendo al Gobierno de España el restablecimiento inmediato de las frecuencias de autobuses y trenes suprimidas, y que ponga fin a los recortes sin precedentes que, por la vía de hecho está imponiendo en nuestra provincia. Y al Gobierno de Castilla-La Mancha, al del Ayuntamiento de Guadalajara y al de la Diputación Provincial, así como al PSOE de Guadalajara, que pongan fin a la complicidad y a los recortes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+

0 comentarios