www.guadapress.es
David Llorente achaca el mal resultado de Podemos en CLM a los errores y "despropósitos" de José García Molina y exige una auditoría de las cuentas del partido

David Llorente achaca el mal resultado de Podemos en CLM a los errores y "despropósitos" de José García Molina y exige una auditoría de las cuentas del partido

jueves 30 de mayo de 2019, 13:27h
El diputado regional de Podemos David Llorente ha achacado este miércoles los malos resultados electorales de la formación al "molinismo" implantado por su exlíder José García Molina, al error de entrar en el Gobierno de Castilla-La Mancha y a los "despropósitos" de la campaña electoral.

En un artículo de opinión que ha remitido a los medios bajo el título de "Humo y tierra quemada: "el 'molinismo' hunde Podemos Castilla-La Mancha', Llorente ha reprochado a García Molina no solo que haya presentado su dimisión, junto a todo su Consejo de Coordinación, sino que haya admitido "cualquier relación entre estos resultados y el cogobierno en minoría con el PSOE de García-Page o la propia campaña electoral".

El artículo no tiene desperdicio y todo en él llama la atención, pero sobre todo sorprende la sombra de dudas que Llorente plantea sobre las cuentas del partido y la gestión de las mismas por parte de Molina y su equipo, hasta el punto de exigir que la primera decisión que tome la futura gestora sea la de auditar las finanzas de Podemos en Castilla-La Mancha.

Dice Llorente que "la lista de malas prácticas del ‘molinismo’ es francamente extensa", pero que resulta especialmente preocupante "la sospechosa opacidad en torno a las finanzas del partido y la rotunda negativa de José García Molina a mostrar la contabilidad completa que se le ha reclamado reiteradamente desde el Consejo Ciudadano Autonómico. Por un principio básico de transparencia, una de las primeras tareas de la gestora que se nombre por la dirección estatal o de la nueva dirección autonómica que resulte electa debería ser auditar las cuentas del partido en la región".

Entiende el diputado guadalajareño que "el final indigno y patético del ‘molinismo’ ha estado verdaderamente a la altura de toda su gestión", y en ese sentido insiste en que si bien José García Molina ha dimitido de su cargo como Secretario General de Podemos, "ha seguido aferrándose a su cargo de Vicepresidente Segundo de García-Page y cobrando del Gobierno regional. En cualquier caso, asumir responsabilidades no consiste solamente en dimitir de cargos, sino también y sobre todo en admitir errores y rendir cuentas de una gestión".

Sin embargo, plantea Llorente, Molina "ni siquiera ha tenido la decencia de convocar al Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos para dar la cara, analizar los resultados y ofrecer un balance colectivo al electorado y la militancia, lo que habría mostrado un mínimo de respeto por toda la gente que ha participado en la campaña y por la organización de la que ha sido Secretario General. Simplemente ha huido en su moto dejando tras de sí un rastro de nada más que humo y tierra quemada. Tanta paz lleve como descanso deja".

Asimismo, ha señalado que "esta ocurrencia de José García Molina, que no pasó por el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos ni fue tampoco acordada con los socios de la coalición electoral, provocó el desmarque público de Izquierda Unida y el rechazo unánime de todos los sindicatos representativos de la Función Pública".

Los sindicatos "la tacharon, con razón, de xenófoba e inconstitucional", ha opinado Llorente, quien piensa que "concitar en tu contra la difícil unidad sindical en plena campaña electoral es, a todas luces, un error monumental".

Pero ha comentado que "difícilmente puede realizarse una campaña creíble y sólida cuando durante toda una legislatura no solo se ha seguido una trayectoria política errática y con fuertes bandazos, sino que además se ha llevado a cabo un desmantelamiento metódico y completo de toda la organización" con la gestión de García Molina como secretario general de Podemos Castilla-La Mancha.

Según Llorente: "Bajo su dirección se ha practicado una política sistemática de exclusión y acoso contra cualquier persona que no se plegase a un seguidismo ciego y acrítico del 'molinismo', una política sectaria que ha atravesado todos los niveles y ámbitos de la organización, desde el Consejo Ciudadano Autonómico a los círculos, pasando por el Grupo Parlamentario y las redes sociales oficiales del partido, consagradas al culto al líder".

"Al final, sobraba tanta gente que el partido quedó reducido a poco más que una camarilla de afines en torno al secretario general", ha aseverado el parlamentario de Podemos. aquí primero', en lugar del discurso de la izquierda sobre la igualdad de derechos y el reparto de la riqueza frente a la minoría privilegiada", ha apuntado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de GuadaPress.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.