www.guadapress.es
Almonacid luce su historia en la XI Jornada Medieval y Renacentista
Ampliar

Almonacid luce su historia en la XI Jornada Medieval y Renacentista

Durante dos días, almorcileños y visitantes viajaron en el tiempo al pasado calatravo de la villa, ambientados por magia y música

lunes 06 de agosto de 2018, 19:19h

La ola de calor no ha impedido que almorcileños y visitantes hayan disfrutado de un histórico fin de semana. Las calles de la villa se ambientaron con cerca de medio centenar de puestos, mientras que la música de aquella época, la zanfoña, la gaita y los tambores, recorría las calles.

El viernes, a partir de las 19 horas, la magia se apoderaba del casco histórico de la villa. Niños y mayores seguían a bailarinas y magos, VER DESFILE recorriendo los puestos hasta la Plaza del Ayuntamiento. Allí, después de que la alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, deseara a vecinos y visitantes una feliz undécima edición de las Jornadas Medievales VER ELENA GORDON, se revivía el momento en el que Almonacid se convertía en villa. Fue allá por 1455, a propuesta del Maestre de Calatrava. El pregonero destacó que no recordar el pasado es “vivir en el presente eterno, sin pasado, ni futuro”, una sentencia que resume la esencia de la Feria Medieval.

Por la noche, cuando bajó el calor, las calles se llenaron de visitantes, que acudían a los puestos llenos de mercaderías de estos y de otros tiempos. El primero de los dos días medievales de la villa almorcileña se cerró con la actuación del grupo medieval Edena Ruh.

A lo largo de las XI Jornadas Medievales, el miniaturista Mariano Pastrana ha expuesto una magnífica colección de sus trabajos, en este caso, sobre todo, centrada en miniaturas de los aperos de labranza tradicionales. El artesano albalateño lleva más de cuarenta años fabricando estas verdaderas obras maestras del buen gusto, de las que llevó una excelente selección a la villa. Realzados en diferentes vitrinas, había un molino de aceite, con mecanismos clásicos, instrumentos musicales hechos de cuerno, una rueca y segundo molino de aceite, réplica exacta del que en su día hubo en Almonacid de Zorita, y que el autor va a donar al Ayuntamiento. Quedará conservado en el propio Centro Cultural de El Molino, en exposición.

La parte esencial de la muestra la integraron aperos de labranza: trillos, una aventadora, una sembradora y arados, para rememorar el pasado rural local, e incluso un tercer molino, en este caso de harina, que funcionaba de manera incansable con dos mecanismos alternativos. Mariano Pastrana expuso incluso varios telares, que funcionaban perfectamente, y que eran capaces de tejer alfombras. Por último, admirado por una reciente muestra de carracas y matracas que acogió hace unos meses igualmente en El Molino, también las había reproducido, pero en este caso, en miniatura.

Entre las explicaciones del artesano albalateño se intercalaron también las del gran Leonardo Da Vinci que contó, sobre réplicas construidas para la ocasión, algunos de los inventos que vieron la luz en la Edad Media.

En la Plaza del Ayuntamiento se acumulaban algunos puestos clásicos de las Jornadas Medievales, como el de las cervezas Vulturis, fabricadas en Quer, una de cuyas variedades refrescó a los almorcileños; el de la Asociación Tercera Joven, desde el que mostraron sus actividades, dieron a probar la repostería local e invitaron a una deliciosa limonada a todos los asistentes; o el del pintor local, Enrique Tellado, cuya producción de este año, además de magníficas panorámicas de diferentes ciudades del mundo, en óleo y acuarela, incluyó también los rincones que más le han llamado la atención de Almonacid. Tampoco faltó a su cita la exposición de Manuel Toledano, Tole, el artesano local, que igualmente mostró su arte en la fabricación de zambombas, y dio las explicaciones oportunas a todos los que quisieron acercarse a conocerlo. Su puesto, como cada año, estuvo impecablemente trabajado y atendido.

Además, no faltaron a la cita con la feria medieval Ana Isabel Delgado, artesana de trabajos en Patchwork, Rosa Ruiz, con su muestrario de manteles bordados y sus trabajos de encaje de bolillos, la taberna Bony's, especialista en cócteles y combinados y mojitos, o las impreiones Meta, y sus trabajos de madera troquelados, impresos en láser.

Momento especial de la feria fue el sainete que interpretaron los niños y niñas de la Ludoteca en la Plaza del Ayuntamiento, bajo el título 'Lo malo del mal humor', que llevaban ensayando cerca de un mes. Se llevaron la mayor ovación del evento.

La XI Jornada Medieval se cerró con un magnífico concierto de Arrabal Folk. Como contaba ayer uno de los integrantes del Grupo, Miguel Angel Sánchez, el grupo surgió “como una ampliación de la Rondalla de El Pozo de Guadalajara, de donde es originario”. Algunos de sus músicos extendieron, a partir del grupo, sus inquietudes musicales sobre el folclore local, que luego ampliaron al provincial y ahora incluso con nuevos horizontes. VER MIGUEL ANGEL SANCHEZ

Desde entonces, han pasado 32 años. Su repertorio gusta en Almonacid de Zorita, tierra de gran tradición musical. Incluye seguidillas, rondas, jotas o cantos de oficio, y ahora, música celta, debido al auge de las ferias medievales. “Nuestros conciertos tienen también un componente didáctico. Pretenden acercar la música tradicional a los jóvenes, que necesitan estímulo para profundizar en ella”, terminaba Sánchez. Arrabal Folk prepara ahora un nuevo disco. La discoteca móvil extendió el último acto de las XI Jornadas Medievales hasta la madrugada. VER ARRABAL FOLK.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de GuadaPress.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.