www.guadapress.es
Page tiene 20 días para evitar que el caos de tráfico convierta en una ‘ratonera’ el Hospital de Guadalajara
Ampliar

Page tiene 20 días para evitar que el caos de tráfico convierta en una ‘ratonera’ el Hospital de Guadalajara

Robisco denuncia las múltiples deficiencias del centro hospitalario por la falta total de inversión en conservación y mantenimiento

jueves 11 de agosto de 2016, 12:23h
“El 1 de septiembre debe estar abierto el parking público del Hospital Universitario de Guadalajara. Page nos lleva engañando un año, pero le quedan 20 días para poner en servicio las plazas de aparcamiento y evitar así un caos circulatorio que convertiría el centro sanitario en una auténtica ratonera”.

Así lo asegura el diputado regional del PP por Guadalajara, Lorenzo Robisco, quien advierte que con el fin de la temporada más intensa de vacaciones, la ciudad y el propio Hospital recuperarán “su ritmo habitual”, de manera que el tráfico en el entorno del centro “ya complicado de por sí, volverá a ser un problema persistente que requiere una solución inmediata”, subraya el parlamentario popular, que considera que un año es tiempo más que suficiente para poner en marcha un parking, y responsabiliza directamente al Ejecutivo regional del “caos circulatorio que en los últimos meses ha provocado la falta de previsión del Gobierno liderado por García-Page”. Robisco lamenta que esa “incapacidad manifiesta de Page” para aportar soluciones, tengan que sufrirla diariamente los guadalajareños que necesitan acudir al Hospital.

Un Hospital digno

Pero el falta de apartamiento, complicado en los últimos meses por las obras, no es el único problema que presenta el centro hospitalario de Guadalajara.

En este sentido, Lorenzo Robisco asegura que este Hospital es “el gran perjudicado de las políticas sanitarias de García-Page. Después de un año de Gobierno, el centro hospitalario, está que se cae. Necesita con urgencia una inversión suficiente para afrontar con eficacia los trabajos de conservación y mantenimiento que requiere una instalación de estas características”, asegura Robisco, que pone sobre la mesa las múltiples deficiencias que presenta el Hospital alcarreño por la falta total de mantenimiento: sistema de climatización, saneamiento deficiente, aseos en un estado muy deficiente, mobiliario en una situación lamentable. “El aspecto que presentan algunos elementos es una auténtica vergüenza; pero la imagen sería lo de menos si no es porque estamos hablando de un espacio sanitario, que tendría que estar impecable en cuanto a limpieza y condiciones higiénicas”.

“Necesitamos un Hospital decente y digno, para que pacientes y familiares sean atendidos como es debido. No queremos cierres de camas”, subraya Robisco, que se pregunta cómo nos vamos a creer un Hospital nuevo, con más especialidades, si no se invierte un céntimo en lo que hay para evitar que se acabe hundiendo”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+

0 comentarios