Cibeles.net
7 de abril de 2020, 8:01:52
GUADALAJARA


Fuentenovilla presume de su Picota, la más bella de España

Por Redacción


Fuentenovilla está 60 km de Madrid, 35 km de Alcalá de Henares y 42 km de Guadalajara. La estampa del brillante blanco de sus fachadas, contrasta con el ocre de sus tejados, entre los que sobresale una sencilla torre coronada por un carrillón de hierro forjado: la del Ayuntamiento.

Situada en lo que fue Camino Real desde Cuenca y Huete hacia Alcalá y Madrid, tras la reconquista de la Alcarria quedó en poder de los reyes de Castilla. El rey Alfonso VII la incluyó en el alfoz de Zorita con el que pasó a la Orden de Calatrava hasta que, al ponerse a la venta el patrimonio de órdenes militares e instituciones eclesiásticas, la adquirió en 1538 el emperador Luis Hurtado de Mendoza, Marqués de Mondéjar. Bajo el señorío de los Marqueses de Mondéjar y Bélgida permaneció hasta la abolición de estos privilegios en 1812.

Los monumentos.-

Pocas plazas reúnen más motivos ornamentales que la Plaza Mayor de Fuentenovilla. En su centro geométrico, la soberbia Picota renacentista, construida en 1570 bajo el señorío de los Marqueses de Mondéjar; al sur, el Ayuntamiento con su torre de carrillón con reloj; en su extremo del lado oriental, la fachada de un caserón noble con escudo heráldico tallado en piedra; en la parte norte, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de finales del siglo XVI y un jardinillo con flores y plantas de temporada, completan el espectacular marco.

La Plaza del Ángel es la segunda en importancia, con su magnífica farola de hierro de cinco brazos sobre círculo de ladrillos formando escalera, muestra de la transformación de un pueblo donde conviven viejos edificios con otros de nueva estructura.

El Ayuntamiento fue construido entre 1750 y 1760 durante el reinado de Carlos III. En este edificio sobresale una torre sobre la que se asienta un vistoso carrillón para el reloj municipal, que fue instalado en abril, a principios de 1900, siendo alcalde de la real villa don Eduardo Gómez.

En 1850 el llamado “pósito”, antes de ser reformado, fue propiedad del Ayuntamiento. En principio esta construcción se destinaba para depósito local de almacenamiento de trigo y cebada. Con el transcurso del tiempo pasó a manos privadas, siendo recuperado por el Consistorio en el año 2000. Tras su remodelación por el Ayuntamiento se procedió a la inauguración de las instalaciones en 2003, además se acordó seguir llamando a este local “pósito”, pese a que su distribución interna no tenga nada que ver con la anterior construcción. La planta baja del edificio alberga el salón de actos con un pequeño escenario, y en la planta primera se encuentra la Biblioteca Municipal “Blas de Salcedo”.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un templo de estilo barroco construido a finales del siglo XVI. De esta época se conservan el crucero y el presbiterio actuales. La torre cuadrada de tres cuerpos fue añadida en el siglo XVII. La nave central, muy deteriorada tras la Guerra Civil, hubo de ser derribada, cerrando con un tabique el presbiterio y el crucero para poder llevar a cabo las celebraciones religiosas.

A mediados del siglo XX se construyó la actual nave central más baja que la original y sin incluir en ella el ancho de la torre. En 1992 se añadió el pórtico de acceso y se abrió la ventana de este lado del crucero que antiguamente estaba tapiada. En su interior destacan la pila bautismal y la pila de agua bendita, ambas del siglo XVI. Sus muros fueron levantados con fuerte fábrica de mampostería y grandes sillares en las esquinas. En su exterior llama la atención el ábside semicircular sustentado por gruesos contrafuertes. La iglesia alberga en su interior, entre otras, las imágenes de San Isidro Labrador y la Virgen del Perpetuo Socorro, patronos de Fuentenovilla.

La Picota de Fuentenovilla es sin duda su monumento más representativo. Fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1991. Situada sobre tres gradas de piedra y encima de un pedestal se levanta una columna con moldura, friso de decoración vegetal y fuste acanalado; el conjunto se remata con un capitel corintio ornamentado con cuatro monstruos de apariencia humana y cabezas de animales, pechos cubiertos de plumas, cabellera ensortijada y una mezcla entre brazos y alas.

Sobre éstas, un ábaco y una cornisa sustentando un pequeño templo abalaustrado y coronado por un capitel piramidal de dos cuerpos, decoradas con escamas de pez. Todo ello completado con una pequeña veleta de hierro. No hay precisión sobre el año exacto en que se levantó, pero ya en 1534 estaba construida según reflejan documentos de los visitadores. En el siglo XVIII se decía de la picota “en su plaza hay un rollo de buena arquitectura”. Exponente claro de Renacimiento pleno, con una pureza de líneas y una calidad en las formas que nos remiten a la serenidad y elegancia de los cánones clásicos y por otro lado, como en el caso de las cuatro figuras fantásticas que rematan el capitel, refleja una naturalidad en la representación y un movimiento que la distancia de manifestaciones más toscas enlazando directamente con el mundo fantástico de los grutescos y la mitología que solo un conocedor del Renacimiento puramente italiano pudo llevar a cabo. Es sin duda uno de los monumentos más interesantes de la provincia. de obligada visita para los amantes del arte.

Patrimonio natural.-

Fuentenovilla es un término muy rico en manantiales y fuentes centenarias. Pueden presentarse bajo dos aspectos: como manantiales de los que aflora el agua subterránea o como una construcción monumental destinada a suministro de agua para los vecinos, caballerías de labor y ganado. En algunos casos las fuentes se complementan con abrevaderos para el ganado, lavaderos, pilones, etc. También decoradas con imágenes religiosas como cruces, escudos e inscripciones en las que solía figurar el año de su construcción así como el nombre de quien ordenó realizarla. En Fuentenovilla encontramos fuentes monumentales y otras más humildes. En el siglo XVI muchos municipios de la provincia de Guadalajara no contaban con fuente pública y sus vecinos usaban agua de pozos o manantiales; no era éste el caso de Fuentenovilla ya que a finales del siglo XV se habla de la existencia de fuentes públicas ya por el año 1499, figurando en las Relaciones Topográficas de 1575 dos fuentes junto a la villa: “muy buenas, bien aparejadas y abundosas”, estas dos fuentes se referían a las conocidas actualmente como “la de los Borricos” y “Las Fuentes de Abajo”. Fue durante el reinado de los Reyes Católicos cuando en Fuentenovilla, como en el resto del reino de Castilla las fuentes públicas se empezaron a popularizar para proporcionar mayores servicios y comodidad a los vecinos y solían situarse en las plazas principales de cada población.

Calendario Festivo.-

El calendario de fiestas tradicionales comienza el 3 de febrero, día de San Blas, fecha que los vecinos del pueblo festejan al aire libre, en parajes cercanos a cualquiera de las distintas fuentes del término. El plato principal es la tortilla de patatas con chorizo, por lo que a este día también se le conoce popularmente como “Día de la Tortilla”.

En febrero también se celebran los Carnavales, fiesta que fue rescatada del olvido por la Asociación de Mujeres de Fuentenovilla. Entre la tarde del 30 de abril y la noche del 1 de mayo se celebran Los Mayos; tradicionalmente se planta un chopo por los quintos de ese mismo año. A las doce de la noche se canta el Mayo de la Virgen, en primer lugar se reza un padre nuestro y a continuación la Salve a la Virgen. Terminada la Ronda a la Virgen empieza la Ronda de las Mozas, iniciándose en la casa del alcalde o alcaldesa, según sea el caso. El Mayo de las Mozas es distinto al de la Virgen se canta a todas las solteras del pueblo. Finalizada la Ronda, los quintos de ese año invitan a comer a la familia, amigos y a los que han rondado con ellos toda la noche.

En el ecuador de Mayo se celebra su Fiesta Grande en honor a San Isidro Labrador y a la Virgen del Perpetuo Socorro.Se prolonga durante tres fines de semana: el primero se dedica al deporte con diversas actividades; el segundo, se celebran los actos religiosos; y el tercero, dedicado a los actos profanos: encierros, toros, bailes y otras tradiciones populares conforman esta fiesta en honor a los patronos de la localidad.

La primera semana de Agosto, se celebra la Semana Cultural, organizada por la Asociación de Mujeres y con la colaboración del Ayuntamiento, se desarrollan diversos actos: teatro, actividades deportivas, juegos de mesa, actuaciones musicales, etc. Es una semana completa en la que el pueblo se reune en la Plaza Mayor, junto a la Picota, para disfrutar de los eventos festivos y culturales en unas apacibles noches de verano.

El último fin de semana de Agosto, tiene lugar la Jornada Medieval. Fiesta de época durante el fin de semana en la que se organizan: un Mercado Medieval, espectáculos de Fuego, Torneo de Caballeros, exhibiciones de Cetrería, Talleres artesanos. Justas entre caballeros, etc.

GuadaPress.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.guadapress.es