Cibeles.net
26 de julio de 2021, 3:57:22
GUADALAJARA


Una treintena de fisioterapeutas asisten a un curso de técnicas complementarias al tratamiento de patologías respiratorias

La fisioterapia respiratoria resulta útil como complemento al tratamiento médico de patologías tales como la EPOC, la fibrosis quística, el asma, la sinusitis o la bronquiolitis del lactante

Por Redacción


Cerca de 30 fisioterapeutas, tanto del Hospital como de Atención Primaria, asisten durante tres semanas a un curso de Fisioterapia Respiratoria organizado por la Unidad de Calidad, Investigación, Docencia y Formación Continuada del Área Integrada de Guadalajara.

Durante el curso, impartido por la fisioterapeuta especializada en Fisioterapia Respiratoria Renata Peroy Badal, se han abordado distintas técnicas a aplicar en pacientes con problemas respiratorios, tanto adultos como niños, con patologías que van desde la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) a la fibrosis quística, asma, sinusitis o bronquiolitis.

Como explica Renata Peroy, a través de este curso, que se desarrolla en el Instituto de Enfermedades Neurológicas (IEN), se enseña a relacionar las distintas patologías con las técnicas que pueden emplearse desde la fisioterapia, “una aliada poco conocida en el tratamiento de las enfermedades respiratorias”.

A lo largo del mismo, se imparten conceptos sobre la fisiología de la terapia respiratoria y la valoración del paciente a través de la auscultación, la radiología, gasometrías y el denominado ‘Test de marcha de los seis minutos”, que mide la tolerancia a la realización de ejercicio físico.

Asimismo, el curso contempla una parte práctica y cuenta con un apartado de análisis de pruebas radiológicas y otro de aportación de casos prácticos, de modo que los participantes expondrán distintos ejemplos y aprenderán a asociar la terapia más adecuada para cada caso.

Fisioterapia como complemento

La Fisioterapia ha demostrado su utilidad como complemento en el tratamiento médico de diferentes enfermedades respiratorias. En el caso de la EPOC, se trabaja la ventilación pulmonar y se consigue mejorar el drenaje de secreciones, además de prevenir o minimizar la magnitud de las infecciones respiratorias, evitando así complicaciones. Estas técnicas también permiten al paciente controlar su respiración, principalmente durante la realización de ejercicio físico, potencian la musculatura respiratoria y se consigue una mejora en la calidad de vida, además de mejorar la ventilación pulmonar y la oxigenación y facilitar la entrada y deposición de medicamentos.

En cuanto a la fibrosis quística, la fisioterapia respiratoria contribuye a mantener las vías respiratorias limpias, mejora la ventilación, reduce las resistencias de las vías aéreas y corrige problemas de ventilación.

La fisioterapia también ha demostrado utilidad en el tratamiento del asma, pues permite disminuir síntomas y favorece una mayor tolerancia al ejercicio, además de prevenir complicaciones derivadas de la hipersecreción bronquial, evitar deformidades torácicas, mejorar la elasticidad pulmonar y mantener una buena mecánica ventilatoria.

Con respecto a la bronquiolitis del lactante, estas técnicas mejoran la permeabilidad de las vías respiratorias y contribuyen a mejorar el descanso del bebé, reducir la ingesta de medicamentos y evitar hospitalizaciones.
GuadaPress.es.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.guadapress.es