La opinión de Alberto Domínguez: “La Diputación, más que nunca”